La selección de la RDP de Corea se proclamó la primera campeona de la historia de la Copa Mundial Femenina Sub 17 de la FIFA Nueva Zelanda 2008 tras derrotar en la en la prórroga  de lafinal a Estados Unidos por 2-1, en encuentro disputado en el North Harbour Stadium de Auckland.

Con una afluencia record, 16.162 espectadores, tras el partido inaugural de Nueva Zelanda 2008, el encuentro comenzó con intensidad pero los nervios atenazaban a ambos combinados.

Sin embargo, Estados Unidos logró adelantarse cuando muchos aficionados aún se estaban sentando. Cloee Colohal lanzó un centro al corazón del area que la guardameta norcoreana Hong Myong Hui salió a atajar. Sin embargo, la arquera calculó mal su salida e intentó blocar el balón pero finalmente se le escapó de las manos para entrar mansamente en la portería. Un error al comienzo del partido que les pudo costar caro.

El campeón asiático no se vino abajo y comenzó a organizar su maquinaria de ataque. Ho Un Byol forzó la primera actuación de Taylor Vancil. El duelo se centró en el dominio del balón en el centro del campo pero las norcoreanas eran más incisivas en el ataque. Un disparo lejano de Ho se estrelló en el larguero.

Las estadounidenses respondieron con una gran jugada de Vicki DiMartino, que continuó la jugada hasta el final con una buena actuación de Hong para atajar el balón.

En la segunda parte, las norcoreanas salieron a por todas para lograr la igualada con las norteamericanas intentando controlar el juego para mantener el resultado. Kristie Mewis estuvo cerca de sorprender con un disparo lejano pero su chut se fue alto.

Kim Uj (57′) estrelló el balón en el poste derecho después de una gran aproximación al area de Ho. La RDP de Corea presionaba cada vez más, pero la defensa de EEUU sólo concedía disparos lejanos hacia su portería.

Hasta que llegó el tanto del empate, a falta de quince minutos para el final. Ri Un Ae, que acaba de entrar al campo chutó una falta directamente a portería. Su balón se estrelló en la madera y cuando la zaga rival iba a despejar el peligro, Kim Un Ju consiguió devolver el balón al área para que Kim Un Hyang cabeceara a portería (1-1, 76′)

El empate se mantuvo hasta el final del tiempo reglamentario, por lo que la final se decidiría en la prórroga. Un tiempo suplementario que fue controlado por las norcoreanas, que iban de menos a más. Jon Myong Hwa cabeceó fuera una gran occasion, (99′).

Las estadounideses respondieron en la segunda parte de la prórroga con una doble ocasión de  Mewis y un testarazo de Sam Johnson. Pero finalmente la balanza cayó del lado de las asiáticas cuando Jang Hyon Sun tomó la pelota, recortó hacia dentro a Mewis antes de armar su pie derecho para fusilar a Vancil y dar la copa del mundo a su país.

Via Fifa.com