Día de los Santos Inocentes

Herodes ordena la matanza de los inocentes

En el Nuevo Testamento de la Biblia Cristiana, San Mateos nos narra la cruel historia del envidioso Rey Herodes, que al sentirse desplazado por Jesús que había nacido, organizó una gran matanza de niños conocidos como los Santos Inocentes. Todo sucedió hace más de 2000 años, al principio de la era Cristiana, cuando reinaba en Judea Herodes, un cruel y ambicioso rey quien decía ser el único y verdadero rey de los Judíos.

Cuenta la Biblia que en esa época, nació en un humilde portal de Bethelem de Judea el niño Jesús. Su nacimiento, fue un acontecimiento que atrajo a atención de unos Reyes que guiados por una estrella llegaron desde tierras de Oriente para adorarlo, porque según las escrituras ese niño, era el verdadero Hijo de Dios y sería el rey de los Judíos.

Los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltasar llegaron ante Herodes y le preguntaron dónde había nacido el rey de los judíos. Le explicaron que habían visto en el Oriente brillar una hermosa estrella, que los había guiado hasta ese lugar y que estaban ahí con el fin de adorar al recién nacido Rey.

Oyendo esto Herodes, se puso muy nervioso y molesto y reunió a todos sus príncipes sacerdotes, escribas y sabios de su reino y les preguntó lo que sabían de este evento y en dónde iba a nacer el Niño Dios. Ellos le contestaron que nacería en Bethlehem (Belén) de Judea, porque así estaba establecido en las Sagradas Escrituras.

Preocupado por esta situación, Herodes llamó en secreto a los Reyes y les pidió que fueran a adorar al niño y que al regresar le informaran en dónde estaba, para que él fuera también a “adorarlo”.

Los Reyes siguieron su camino, la estrella los condujo hasta el humilde pesebre en donde días antes había nacido Jesús, al llegar se postraron ante el niño y le ofrecieron oro, incienso y mirra en señal de respeto y reconocimiento y decidieron regresar a su lugar de origen, pero como habían recibido un mensaje de Dios, avisándoles sobre las intenciones que tenía Herodes de matar al niño Dios, decidieron tomar otro camino y no regresar ante el enojado Rey.

Herodes al saber esta noticia, se sintió amenazado ¿Acaso él no era el verdadero rey de los judíos?, ¿quién era ese recién nacido que según los Reyes tenía derecho a ocupar el puesto que él tenía?

Como Herodes no sabía quién era y en dónde había nacido el niño Dios, qué edad tenía, ni la fecha exacta de su nacimiento, mandó matar a todos los niños menores de 2 años.

Entonces, un ángel se le apareció a José, padre de Jesús y le dijo que se fueran porque estaban en peligro. Así la Sagrada Familia, Jesús, María y José iniciaron su viaje hacia Egipto y evitaron que el malvado Rey se saliera con la suya.

Sin embargo, muchos niños murieron, cuenta la Biblia que sus almas inocentes volaron al cielo, por eso la Iglesia Católica recuerda este día como el de los Santos Inocentes, sin embargo Jesús no murió, aunque quizá Herodes vivió muchos años engañado, pensando que lo había logrado.

Aunque el suceso original fue muy serio y cruel, quizá fue el detalle del engaño de Herodes el que dio origen a la divertida tradición de engañar a todas las personas. Así el 28 de diciembre, los familiares y amigos se aprovechan de la “inocencia y bondad” de quienes no recuerdan el día en que estamos, para que con bromas, mentiritas y una que otra trampa, les quiten alguna cosita que bajo el engaño de pedirla “prestada”, pase a ser de la otra persona que no se la piensa devolver o pagar. Claro que para evitar enojos, muchos hacen la broma y después devuelven el préstamo.

Este día nos recuerda también la importancia de tener un poco de sentido del humor que muchas personas hemos perdido y que la verdad le da un sabor agradable a la vida, así en este día se transmiten noticias falsas y chistosas, se envían regalos de broma y otros detalles que hacen ver lo importante que es reír y no tomar la vida tan, tan en serio.

Así que si te quieres divertir un poco, no creas “todo” lo que algunos dicen y si le pides prestado algo a tus cuates y familiares no olvides repetir la frase tradicional: “Inocente palomita que te dejaste engañar, sabiendo que en este día nada se debe prestar”.

por: Bertha Sola
Fuente: esmas.com

Acerca de

Ingeniero en Sistemas

Tagged with:
Publicado en Opinion General
Ser maestr@ hoy
Información, recursos y opinión acerca de educación.


Visítanos
Encuesta
diciembre 2007
D L M X J V S
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: