Crónicas citadinas 1

Crónicas citadinas

 

El día de ayer por azares del destino o por circunstancias de la vida propia, tuve que ir a la Av. Taxqueña muy temprano, bueno a la hora del trafico, así que aborde el transporte público y sin pena ni gloria llegué y salí, lo interesante llegó en el penúltimo microbús (niño bus) que aborde.

 

Es bien conocido por todos que los microbuses del transporte público fueron diseñados para niños o al menos la gran mayoría, ya que no “cabes” las rodillas de pegan con el respaldo y es muy incomodo, lo mejor llegó cuando el bien educado chofer de la unidad arranco, uno se puede dar cuenta de cómo será el trayecto de acuerdo a como ponen en marcha la unidad, este “cuate” empezó aventando lamina desde el primer momento, no habíamos salido del paradero de metro Taxqueña y ya iba como es lo habitual, arrancar como auto F1 y eso si, con muy buenos frenos, por que la gente iba a dar a un lado muy distinto en el cual iban viajando, cabe resaltar que algunos si son bien diestros, por que para eso de arrancar a toda velocidad y frenar de la nada, hay que tener un poco de pericia. Por mi parte venía riéndome del chofer, era para el un suplicio cada que tocaban el timbre, ya que tenia que pasar del 2 o 3er carril para orillarse (aventando lamina, claro esta, jejeje) y su famoso gesto de “chin…”, de verdad, no creo que haya sido solo por que otra unidad con el mismo destino iba casi pisándonos los talones y rebasándonos cada que tenia oportunidad, toda la travesía fue así, el chofer sufriendo por tener que detenerse para permitir el descenso, sin olvidar que se paro 4 veces pasando la calle para subir personas (caso raro, no), no te dejan bajar, pero para subir, en donde tu lo decidas, ahí tendrás a un chof dispuesto.

 

En todo ese transcurso yo venía vanagloriándome de llegar con mayor rapidez a mi destino, pero al descender me di cuenta tristemente que había realizado el mismo tiempo que en “micro” normal (lento).

 

Se que no estoy descubriendo el hilo negro, ni nada muy cercano al mismo, pero de que es divertido, es divertido, cuando uno no es el que va de un lado para otro y sujetándose por su vida. De haber realizado ese trayecto en auto no me podría haber divertido tanto y en cambio, pude haber sido aplastado por algún tipo de operador como este.

 

Espero sus comentarios y anécdotas de chofs.

Acerca de

Ingeniero en Sistemas

Tagged with: , , ,
Publicado en Opinion General
Ser maestr@ hoy
Información, recursos y opinión acerca de educación.


Visítanos
Encuesta
diciembre 2007
D L M X J V S
« Nov   Ene »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: